Texto Ultrabreve

Alberto V. Miranda

En esta página se incluyen los textos originales en español que redacté para Deepware Changes. En su mayor parte están relacionados con la edición de Wilhelm, pero hay mucho material original.


1

La voluntad escoge y planifica su propio camino. El tiempo es el medio para el despliegue de la acción. Hay una meta que conseguir.

1.1 No actúes aún: planifica. No es necesario precipitarse.
1.2 La actuación está en sus inicios, pero es correcta y encuentra apoyo.
1.3 La preocupación acompaña al trabajo duro. No debe uno desviarse de su objetivo a causa de esto.
1.4 El camino que uno escoge libremente es, sin duda, el correcto.
1.5 Los espíritus afines congenian espontáneamente, ya que comparten los mismos objetivos.
1.6 La arrogancia y el exceso de ambición conducen al fracaso.


2

Las plantas crecen sin propósito y sin esfuerzo. Hay que labrar la tierra. El espacio contiene y soporta a todos los seres. Hay que obedecer y aceptar la voluntad externa. No se debe escoger el propio camino.

2.1 Las primeras señales de decadencia se manifiestan. El invierno vendrá más adelante. Hay que prepararse para él.
2.2 En la leyes naturales no existen intenciones ocultas ni preferencias particulares.
2.3 El fruto no cambia de color y se hace visible hasta que está maduro.
2.4 La reserva y la discreción protegen de los peligros de la ostentación.
2.5 La autenticidad y la capacidad no se deben exhibir: se aprecian indirectamente a través de la propia obra.
2.6 Quienes deben servir pretenden dominar: Serán derrotados. Todos salen perjudicados.


3

El exceso de información desorienta. Hay un destino que alcanzar y un camino que lleva a él. No hay que rendirse, extraviarse, o dejarse llevar. Por el hilo se encuentra el ovillo.

3.1 Reflexionar sobre la situación y buscar ayuda es el primer paso para resolver una dificultad.
3.2 No debemos dejarnos llevar sin más, aun cuando el guía sea de confianza. Sencillamente, Nuestro destino no es el suyo.
3.3 Quien pretende avanzar sin ninguna guía, sólo consigue perderse aún más.
3.4 A veces no queda otro remedio que pedir ayuda. El orgullo y los prejuicios no deben impedirlo.
3.5 Los bandidos medran en las encrucijadas. Hay que tener cuidado a la hora de pedir ayuda.
3.6 Si algo no funciona a la primera, hay que insistir. No te puedes rendir antes siquiera de empezar.


4

El agua que se embalsa encontrará una salida. Una construcción sin cimientos acabará por hundirse. Reconocer la ignorancia es el primer paso del aprendizaje. La formación del carácter ha de ser integral.

4.1 La vida es algo muy serio, no un juego. Aceptar la responsabilidad de nuestros actos es el primer paso.
4.2 El alumno, aunque un poco bruto, es serio y capaz. Sólo le falta obtener experiencia y aprender delicadeza.
4.3 Quien se deja seducir por la apariencia, ignora la esencia. A la gente no se la debe juzgar por su aspecto o su dinero.
4.4 El tonto aprende a golpes, pero sólo cuando se los da él mismo.
4.5 Saber que no se sabe es el primer paso para aprender. Una persona que reconoce su propia ignorancia tiene todo a su favor.
4.6 A veces hay que imponer disciplina a base de castigos. Pero estos han de ser adecuados. Educar no es amaestrar.


5

El destino se habrá de cumplir tarde o temprano. Prepararse para él tranquilamente es lo adecuado. Precipitarse es peligroso. Hay que mirar las cosas de frente. Todo autoengaño debe acabar.

5.1 No hay motivo de alarma. Las cosas pueden continuar como hasta ahora… por el momento.
5.2 Surgen polémicas y acusaciones. A palabras necias, oídos sordos. Si no encuentran eco, acabarán por sí mismas.
5.3 La precipitación ha empeorado la situación. Los oportunistas intentarán aprovecharse. Hay que tener cuidado.
5.4 Cualquier movimiento empeorará aún más la situación. Quedarse quieto es entonces lo adecuado.
5.5 El descanso, la tranquilidad y el buen humor permiten conservar y recuperar las fuerzas. Deben formar parte de toda preparación.
5.6 Aun cuando parezca todo perdido, finalmente la situación puede cambiar inesperadamente para bien. Sólo hay que saber aceptar lo que venga, que aparecerá en grupo de tres.


6

Hay que saber parar a tiempo para evitar el conflicto. La gente malvada utiliza la astucia para prosperar. La luz está del lado de la verdad y la razón.

6.1 Intentar acabar con el conflicto antes de que comience es la opción más sabia.
6.2 Pelear contra un adversario poderoso es un error que conlleva grandes desgracias. El orgullo debe dejarse de lado.
6.3 Lo obtenido por medios correctos no puede ser contestado. Lo conseguido con astucias, sí.
6.4 Un adversario débil es fácil de derrotar, pero en el fondo no hay razón para hacerlo. Esta es una cuestión de conciencia. Evita el conflicto.
6.5 Una persona justa y con autoridad puede resolver el conflicto. Dará la razón a quien la tenga.
6.6 Un conflicto llevado hasta el final es amargo hasta para el vencedor. Enemistad sin fin.


7

La guerra es el último recurso, pues acarrea grandes daños. Requiere medios adecuados, una economía saneada y un carácter fuerte.

7.1 Los soldados no han de tomar sus propias decisiones. Han de acatar las órdenes de su superior.
7.2 Sólo un carácter fuerte puede dirigir un ejército. Sólo quien ha sido soldado puede ser general.
7.3 Un carácter débil no puede dirigir un ejército. El exceso de confianza es peligroso. Hay peligro de experimentar una gran derrota.
7.4 La retirada es la estrategia suprema.
7.5 Ganar consiste en quitar al enemigo las ganas de luchar. Una batalla no debe convertirse en una matanza.
7.6 Tras la victoria hay que repartir las ganancias. Pero a la gente vulgar, si se ha utilizado, se le ha de dar dinero, no puestos de responsabilidad.


8

Nadie es completo, nadie es autosuficiente. Los contactos nos complementan y ayudan. Así los busquemos, así serán. Así los cuidemos, así podremos disponer de ellos.

8.1 La autenticidad es la base de toda unión real. La labia y las mentiras la ponen en peligro.
8.2 La gente digna se une a gente digna. Aduladores y trepas se unen entre sí.
8.3 La unión correcta se produce entre iguales. De otro modo podemos acabar en situaciones comprometidas. Esta no es tu gente.
8.4 Sólo cuando una unión se haya establecida es posible recurrir a ella abiertamente. Cultiva la amistad.
8.5 Cuando alguien cultiva su personalidad, la gente predestinada llega por sí misma.
8.6 Quien desaprovecha la oportunidad de unirse a otros, acaba en soledad.


9

Un pequeño poder, aplicado de forma adecuada, puede controlar un poder mucho más grande. El rey no puede tocar a la reina, pero la reina no debe confiarse. La lealtad es la clave.

9.1 Intentar las cosas a la fuerza podría funcionar, pero se obtendrían más problemas que resultados.
9.2 Existe la tentación de obtener las cosas a la fuerza: pero de antemano está claro que no va funcionar en este caso.
9.3 Se ha intentado obtener las cosas a la fuerza, pero sólo para llegar a una situación totalmente indeseable.
9.4 Una pequeña verdad puede controlar a un gran poder. Hay que evitar las injusticias.
9.5 Cuando poder y sabiduría confían mutuamente entre sí, se acaba por hacer lo que se debe.
9.6 Quien controla al poderoso no se debe confiar: su posición sigue siendo subordinada.


10

La actitud es lo primero que se ve. Pisar en suelo firme es adecuado. Pisar a otras personas es peligroso. Es esencial saber a dónde se dirigen los pasos.

10.1 Una actitud sencilla y sin pretensiones consigue lo que desea. Una actitud ambiciosa se mete en problemas.
10.2 Quien no quiere nada de nadie ni se deja seducir por la ambición, vive una vida tranquila y sin complicaciones.
10.3 Quien va pisando fuerte se mete en complicaciones y atrae desgracias. El perro muerde al intruso.
10.4 Existe determinación, pero también cautela. Avanzando poco a poco se llega al destino.
10.5 Las circunstancias obligan a avanzar con firmeza. Mientras haya cuidado, no habrá problemas serios.
10.6 Sólo al alcanzar el destino se comprenden las consecuencias de haber escogido uno u otro camino.


11

La persona admirable es dura por dentro y blanda por fuera. La bondad gobierna sus actos, no establece diferencias entre las personas y es accesible a todas. La prosperidad le acompaña.

11.1 Sólo el hecho de ponerse a hacer algo es suficiente para que aparezcan ayudantes adecuados.
11.2 Es más valioso el conocimiento de una sola persona experta que la opinión de la inmensa mayoría. Pero los necios pueden ser muy tercos.
11.3 La prosperidad no dura eternamente, pero todavía no ha acabado. Aprovecha el tiempo que te queda.
11.4 En tiempos de florecimiento las jerarquías pierden importancia. Existe comunicación sincera entre los de arriba y los de abajo.
11.5 Toda sociedad próspera se caracteriza por la ausencia de desigualdades. La felicidad llega a todo el mundo.
11.6 El tiempo de paz llega a su fin. Sólo queda refugiarse en el círculo interior. Rechazar la realidad es inútil y contraproducente.


12

La persona mediocre es dura por fuera y blanda por dentro. El miedo gobierna sus actos, establece jerarquías y se rodea de aduladores. La mezquindad le acompaña. El dinero no lo es todo.

12.1 Este no es lugar para quedarse. Renunciar al cargo da libertad para partir. Esto es lo más sabio.
12.2 La persona capaz no es tenida en cuenta a la hora de tomar decisiones. Los jefes sólo piensan en su propio beneficio, no en la tarea.
12.3 Aunque no lo muestren hacia fuera, quienes ocupan el sitio que no les corresponde sienten miedo y vergüenza.
12.4 Cuando llegue el momento del cambio, todos mirarán a la persona capaz. No hace falta que ésta tome la iniciativa.
12.5 La corrupción sale a la luz. Hay un gran revuelo. Aun así, las cosas pueden quedar como estaban. No hay que cantar victoria antes de tiempo.
12.6 No basta con sacar la corrupción a la luz. Hay que hacer limpieza y volver a organizar el escalafón. El esfuerzo tendrá recompensa.


13

Una sociedad es más grande que un individuo. Este ha de saber ocupar su sitio y velar por el interés común. Toda desavenencia debe ser resuelta.

13.1 Hay gente de todo tipo. Nadie sabe a priori quién es quien. Por eso todas las personas han de disfrutar de igualdad de oportunidades. Esta persona es, simplemente, una más.
13.2 Nacionalismo, partidismo y racismo excluyen a unos para juntar a los demás. Los motivos siempres son egoístas y sus consecuencias, nefastas.
13.3 Cuando se instala la desconfianza, es imposible hacer nada en común. Todos se convierten en extraños para todos. Reina la inseguridad.
13.4 Levantar murallas no es deseable, pero en medio del caos sirven para unir a los de dentro y dificultar la lucha con los de fuera.
13.5 Las murallas ya no son necesarias y son finalmente derribadas. Tras la separación, llega la unión. La tristeza se convierte en alegría.
13.6 La convivencia está establecida. Cada persona ocupa su sitio en la sociedad. Aun así, no son sentimientos elevados, como el amor, lo que une a la gente.


14

Una gran obra se lleva a cabo mediante la gestión adecuada de los recursos. Estos deberán dejarse en manos competentes: Surgirán constantes imprevistos que deberán ser resueltos con diligencia.

14.1 Antes de comenzar la tarea es preciso organizar la logística y prever todas las contingencias, sin olvidar que todo funciona mejor sobre el papel que en la realidad.
14.2 Se dispone de empleados competentes y de recursos apropiados. Se puede llevar a cabo la obra. Todavía no han aparecido obstáculos.
14.3 Surgen diferencias con quienes anteponen su interés personal al bien común. La obra peligra.
14.4 Surgen diferencias entre los líderes. Lo mejor es no entrar en la polémica y esperar a la decisión que se tome.
14.5 Un jefe que está entre sus empleados y es accesible consigue que el trabajo salga adelante. Pero habrá de recordar su rango de cuando en cuando.
14.6 Quien dispone de la visión y de la capacidad y además es humilde, recibe bendiciones. Todo se llevará a cabo como ha planeado.


15

Ni poco, ni mucho: la justa medida. La propia Naturaleza corrige los excesos y suple las carencias. Quien destaca demasiado tiene enemigos, quien se rebaja demasiado no tiene amigos.

15.1 Donde no hay exigencias, tampoco hay resistencias. Afrontar los problemas directamente facilita su resolución.
15.2 Los argumentos contra cualquier clase de desigualdad son siempre tan poderosos que no pueden recibir contestación en contra. No hay que callarse.
15.3 Cuando alguien brillante no muestra su brillo, evita críticas y enemigos y es apreciado. Este es el verdadero sentido de la modestia: una capa discreta sobre un ropaje lujoso.
15.4 Jefe y empleado trabajan uno junto a otro como colegas. Esto es correcto porque lo que les une es el interés por hacer bien su trabajo.
15.5 Modestia no significa dejar las cosas estar como están. A veces hay que cambiarlas interveniendo enérgicamente.
15.6 Modestia no significa rechazar la lucha a toda costa o refugiarse en la autocompasión. A veces hay que adoptar una actitud militar, incluso contra ti y tu propia gente.


16

Quien deja hacer, obtiene seguidores. La desinhibición libera el espíritu y la pasión logra lo imposible. Sólo hay que preocuparse de que ocurra en el marco adecuado.

16.1 El entusiasmo ha de ser compartido. Quien se desinhibe sin tener en cuenta si será correspondido, acabará por ser rechazado. No presumas de contactos, porque a lo mejor te dan un disgusto.
16.2 Viendo como comienza, se puede saber cómo va a acabar. Quien sea inteligente, sabrá actuar a tiempo.
16.3 El entusiasmo tiene sus momentos para manifestarse. Quien se desinhibe cuando no corresponde, obtendrá un rechazo.
16.4 Alguien capaz de canalizar positivamente el entusiasmo de la gente acaba rodeado de amigos y colaboradores. La clave es la motivación.
16.5 Una persona exhuberante siempre tiene necesidad de pasión, y convierte el amor en locura. El que las circunstancias a veces se lo impidan resulta positivo para ella.
16.6 Una pasión ciega acabará por cruzar todos los límites. Pero siempre existe la posibilidad de apaciguarla y recuperarse. Desenamorarse no es tan difícil.


17

Participar en una actividad significa saber adaptarse a ella y a quienes la llevan a cabo. No se debe ignorar a dónde conduce ni las exigencias.

17.1 Un líder ha de saber escuchar atentamente a todos sus seguidores, sin excepción. Pero no se ha de dejar arrastrar por ellos.
17.2 Se puede tener buena o mala compañía, pero no las dos a la vez. Quien pierde el tiempo con gentuza, no podrá andar con gente valiosa.
17.3 Quien ha encontrado buena compañía tendrá que dejar lo superficial atrás y mostrar sólo sus mejores cualidades. Pero el sacrificio compensará.
17.4 Hay gente pegajosa que hace lo que sea por resultar imprescindible, incluido el servilismo y la adulación. Debe uno desenmascararla.
17.5 Una estrella quía. Quien la sigue, da sentido a su vida persiguiendo lo bueno y lo bello.
17.6 Un discípulo encuentra a un maestro oculto. Entre ambos se establece un vínculo sagrado. Esta es una gran bendición.


18

Se ha llegado a un punto muerto. Lo que antes era válido, ya no lo es: ha perdido el sentido. Es necesario rectificar el camino y acabar con la obstrucción.

18.1 Una vieja tradición es desechada. Su tiempo ha pasado porque ha perdido su sentido. Hay que cambiar las costumbres.
18.2 La dejadez ha sido la causa del actual estado de cosas. Se han de corregir con disciplina, no con castigos.
18.3 La reparación quizás se lleva demasiado lejos. Pero en este caso es mejor pasarse que quedarse a medias.
18.4 El error es ignorado o, peor aún, no es visto como tal, con lo que no se intentará reparar. Habrá malas consecuencias.
18.5 No siempre puede una sola persona hacerse cargo de las reparaciones necesarias. Pero puede encontrar ayudantes que le estimulen. Será felicitada.
18.6 A veces la clave está en cambiar para que todo siga igual. Sigue tus convicciones.


19

Lo grande fomenta que lo pequeño crezca. Es tiempo de primavera y todo florece. El trabajo sale adelante y el optimismo reina. Pero esta situación no va a durar siempre.

19.1 A una persona capaz se le ofrece una oportunidad de trabajo. Debe aceptarla, sin ignorar las complicaciones que se puedan presentar.
19.2 A una persona capaz se le ofrecen todas las facilidades para salir adelante. No debe desaprovecharlas.
19.3 Una persona capaz se siente demasiado cómoda en su nuevo puesto. Esto puede invitar a la negligencia. Si se tiene en cuenta, tendrá remedio.
19.4 Acercamiento basado en la confianza mutua. Rango y clase social se dejan de lado. Las formalidades son innecesarias.
19.5 Acercamiento basado en la reflexión. Se necesitan personas capaz de llevar a cabo los asuntos encomendados sin necesidad de supervisión alguna.
19.6 Acercamiento basado en la sabiduría. El líder no busca beneficio sólo para sí mismo, sino también para el mundo entero.


20

Lo grande empequeñece a lo pequeño. Es tiempo de otoño y todo se marchita. El jefe supervisa el trabajo hecho y da su rechazo o aprobación. Hay ocasión de adquirir perspectiva.

20.1 Visión de niño. Existe una total falta de comprensión del asunto a considerar.
20.2 Visión egocéntrica. Los asuntos a considerar son entendidos desde el propio ombligo. Los cotilleos son para las porteras.
20.3 Visión de los propios ojos. Quien observa comienza a ser consciente de sus propias limitaciones y prejuicios. Este es el primer paso a la objetividad.
20.4 Visión objetiva. Quien observa comprende como funcionan las cosas. Esta persona merece un puesto de responsabilidad. Esta persona no debe ser utilizada como instrumento.
20.5 Visión de las consecuencias. Quien observa comprende el efecto de sus propios actos.
20.6 Visión del cosmos. Quien observa supera toda subjetividad porque entiende las leyes universales y eternas.


21

Un obstáculo deliberado no desaparece por sí solo: hay que eliminarlo sin miramientos. Los criminales deben ser castigados. Se necesitan objetividad y determinación. Hay que valorar la propia fuerza y autoridad.

21.1 Quien delinque por primera vez no debe recibir un castigo excesivamente duro. Basta con uno que le sirva de advertencia.
21.2 Un delincuente reincidente ha de recibir un castigo ejemplar. No se debe andar con contemplaciones.
21.3 Quien castiga ha de tener más poder y autoridad que el delincuente. De otro modo se expondrá a ataques y humillaciones, aun haciendo lo correcto.
21.4 Los actos de un criminal que anda suelto son su peor aliado. Si la persona que castiga sabe utilizarlos en su contra, obtendrá lo que se propone.
21.5 Capturar a un criminal que anda suelto puede ser una tarea peligrosa. Pero siendo cuidadosos y rectos ningún daño podrá hacer.
21.6 Poco se puede hacer para ayudar a un criminal incorregible. Ha errado tanto el camino que es imposible enmendarlo. Su lugar es la cárcel.


22

La auténtica belleza revela la estructura subyacente. La falsa belleza consiste en la acumulación de adornos. La ética es más importante que la estética. La sustancia es más importante que la forma. No se ha de hacer chistes con las cosas serias.

22.1 Aceptar una comodidad puede conducir a una situacion de compromiso.
22.2 Preocuparse por las apariencias, descuidando la esencia, no conduce a parte alguna. No se puede presumir tanto.
22.3 Una vida excesivamente placentera conduce a la decadencia, a la indolencia y a la debilidad.
22.4 Una relación espartana, pero sincera, es preferible a un relación colmada de lujos, pero frívola.
22.5 La intención es lo que cuenta, no la calidad de los regalos.
22.6 La forma más elevada de belleza es la que revela la esencia. Fuera adornos.


23

Lo alto y estrecho es inestable. Lo bajo y ancho es estable. Las fuerzas del derrumbe son imparables. No se deben empeorar las cosas con los propios actos. Hay que reforzar la base. Tras el colapso se podrá construir de nuevo.

23.1 El derrumbe venidero muestra sus primeras señales. Nada se puede hacer, excepto esperar lo peor.
23.2 El derrumbe venidero se hace evidente. No se encuentra ayuda. Nada se puede hacer, excepto esperar lo peor.
23.3 Alguien encuentra fuerzas para romper su relación con la gente malvada. La consecuente enemistad con ella no debe tomarse en cuenta.
23.4 Ocurre lo peor. No es posible evitarlo.
23.5 El cabecilla del mal se convierte al bien. Sus seguidores también cambian a mejor. Todo es propicio.
23.6 Tras el colapso, sólo el bien sobrevive. El mal se destruye a sí mismo.


24

La oscuridad no es eterna. Pero la luz vuelve poco a poco. El descanso fortalece el cuerpo. Su ausencia produce recaídas. En esta situación, la delicadeza es la virtud suprema.

24.1 Rectificar lo más pronto posible es lo más inteligente tras darse cuenta de una equivocación.
24.2 Rectificar siempre requiere decisión. Entre amistades resulta más fácil.
24.3 Surge el peligro cuando hay constantes avances seguidos de constantes retrocesos. Hay que controlar este comportamiento.
24.4 Es mejor estar en soledad que en mala compañía.
24.5 Si hay que dar marcha atrás, sobran las excusas. Si se ha cometido un error, hay que reconocerlo.
24.6 Insistir en avanzar llegado el momento de volverse atrás sólo sirve para empeorar las cosas más allá de todo remedio.


25

El corazón tiene su propia inteligencia, pero la cabeza suele usurpar su lugar. Cuando se escucha al corazón, cesa el interés egoísta. Cuando nada se espera, todo lo que llega es nuevo y fresco.

25.1 Hay que hacer caso a los impulsos del corazón.
25.2 Hay que hacer las cosas cuando toca hacerlas, sin pensar en la posible recompensa.
25.3 ¡Mala suerte! La ganancia de una persona es la pérdida de otra.
25.4 Lo que verdaderemente es tuyo, lo seguirá siendo aunque lo tires. No hay motivo para la preocupación.
25.5 No trates una enfermedad que no te hayas provocado. Mejorará por sí misma.
25.6 Actuar a lo loco, sin pensar, tiene malas consecuencias.


26

Conquistar un castillo es una tarea ardua que exige total dedicación y pone a prueba nuestra capacidad y resistencia. Pero la recompensa hace que el esfuerzo merezca la pena.

26.1 Avanzar resulta peligroso. Las circunstancias son difíciles. Un ataque prematuro conduce al fracaso.
26.2 Avanzar resulta imposible. Las circunstancias bloquean totalmente el avance. Hay que acumular fuerzas antes de intentarlo.
26.3 Avanzar es posible. Pero es imprescindible entrenar diariamente y prepararse para posibles emboscadas.
26.4 Prevé e impide ataques antes de que se produzcan. Toro contento no da cornadas. Éxito garantizado.
26.5 Para vencer a tu enemigo, símplemente quítale las ganas de luchar.
26.6 La fuerza se abre camino y supera todo obstáculo. Gran éxito obtenido mediante la sabiduría.


27

En la boca entra la comida. De la boca salen las palabras. Lo que sale de un tubo depende de lo que se introduce. Hay que prestar atención a lo que entra y lo que sale.

27.1 Quien no se sabe conformar con lo que tiene, mira con envidia a los demás. Alguien así merece desprecio y humillación.
27.2 Viviendo de la sopa boba. Alguien se gana el sustento de manera poco honrada. A la larga, humillación.
27.3 Esa comida sólo te da más hambre. Deja de comerla. Pones tu vida en peligro.
27.4 Comida sana. Alguien que busca nutrición adecuada a toda costa. Tendrá éxito.
27.5 Alguien no se puede nutrir adecuadamente. Está en situación dependiente. Otras personas le han de procurar alimento adecuado.
27.6 Una persona sabia que vela por la alimentación correcta de todos los que están a su cargo.


28

Se cierne una amenaza, pero se está a tiempo de reaccionar. Ser diligente minimiza los daños. Ser negligente conduce a la catástrofe. La situación, de todos modos, puede llegar a ser insostenible.

28.1 Los preparativos para una emergencia han de ser meticulosamente planificados.
28.2 En cualquier emergencia hay que prestar especial atención a los más indefensos y desprotegidos. Esta actitud quizás implique un nuevo comienzo.
28.3 La improvisación y la cabezonería acaban degenerando en catástrofe.
28.4 La gestión de una emergencia no debe ser utilizada en provecho propio.
28.5 Cuando el gobierno ignora las necesidades del pueblo, pone en peligro su propia posición. Hay que mirar al suelo.
28.6 La emergencia es abrumadora. La ayuda es insuficiente, pero ha de ser prestada de todos modos.


29

El temor conduce a la parálisis o la huida. Pero la exposición regular al peligro puede acabar con el miedo, para bien o para mal. Es necesario escuchar a quien sabe. Debe evitarse todo acto temerario.

29.1 Cuidado. Quien desprecia el peligro, acaba por caer en él.
29.2 Cuidado. En medio del abismo, lo único importante es no caer en él.
29.3 Cuidado. Hay que quedarse quieto. Cualquier movimiento lleva al peligro. Hay que esperar a que se abra una salida.
29.4 La ayuda mutua en tiempos de peligro puede prescindir de toda formalidad.
29.5 Para escapar de un peligro, hay que seguir la línea de menor resistencia. No se puede hacer otra cosa.
29.6 Extravío en la huida. Ataduras con cadenas en el fondo de un pozo. Desventura.


30

El ojo contempla el mundo, pero ambos dependen de la luz del sol. Del mismo modo, todo depende de todo lo demás. Quien reconoce esta interdependencia de las cosas, comprende su lugar en el cosmos.

30.1 La luz del alba. Tiempo de despertar y comenzar nuestra actividad en el mundo externo.
30.2 La luz del mediodía. Todo está iluminado.
30.3 La luz del ocaso. Ni lloros, ni risas. Que la vida no dure para siempre es precisamente lo que justifica que tengamos que cumplir con nuestro deber.
30.4 La luz de una estrella fugaz. Intensa pero breve.
30.5 La luz de las estrellas. La vanidad de todos los asuntos terrenales es reconocida. ¿Es necesario llorar?
30.6 El sol es eclipsado. La causa de la sombra ha de ser eliminada.


31

Para producir un efecto real en alguien, antes es preciso obtener su confianza. Esta sólo se consigue con una aproximación guiada por el tacto, la cautela y la paciencia. Un aspecto atractivo ayuda.

31.1 Hay una intención deliberada, pero de momento permanece oculta. Por tanto, no produce efecto.
31.2 Alguien no sabe parar. El movimiento es descontrolado. Persistir conduce al desastre.
31.3 Ser esclavo de caprichos, propios o de otras personas, conduce a la humillación.
31.4 El intento de influir que se nota pierde toda su eficacia. El influjo surge del inconsciente, y afecta sólo a la gente verdaderamente afín.
31.5 No se puede ejercer influencia. La voluntad es firme.
31.6 Palabras sagaces, besitos en la mejilla. No sirven de nada.


32

Todo lo que existe tiene naturaleza cíclica. La aparente solidez de las cosas no es más que un movimiento que se repite. Lo que ya está establecido, debe continuar. Hay que dar firmeza al carácter.

32.1 Un gran círculo ha de comenzar como una pequeña espiral. No se puede trazar de repente. El carácter no se desarrolla en un día.
32.2 Mantener un carácter firme es posible incluso en situaciones en la que no se posee total independencia.
32.3 Un carácter inconsistente consigue continuas humillaciones. Hay que tener palabra y cumplir las promesas.
32.4 La persistencia no es siempre garantía de éxito. No se debe buscar bajo la farola sólo porque hay más luz.
32.5 Firme no significa rigido. Hay que saber adaptarse a las demandas del tiempo.
32.6 Un carácter continuamente agitado conduce al fracaso.


33

Para ser inaccesible, basta con mantener cierta distancia con quienes nos persiguen. Si insisten en acercarse por abajo, basta con subir un poco más. La violencia y la agitación son totalmente innecesarias.

33.1 El líder está rodeado de seguidores indeseables y no tiene posibilidad de escabullirse. Debe saber conformarse, por el momento.
33.2 Seguidores cabales se agarran al líder en su ascenso. Su lealtad y esfuerzo son impresionantes.
33.3 Seguidores indeseables retienen al líder. Su única opción es utilizarlos como esclavos. Pero ni así la situación es cómoda.
33.4 El líder se zafa de sus seguidores indeseables. Esto es bueno para el líder, malo para sus seguidores.
33.5 Separación amistosa. El líder es firme y no tiene prisa. No hay lugar para negociaciones de última hora porque la decisión ya está tomada.
33.6 Retirada alegre. El camino es claro.


34

La verdadera fuerza se concentra y no se malgasta. Los alardes de poder conducen a problemas. El exceso de ímpetu debe compensarse con prudencia. Hay que evitar todo extremismo.

34.1 Conseguir las cosas a la fuerza es peligroso. Adoptar posturas extremas, también. No se debe continuar por este camino.
34.2 Avance poderoso. Surge la arrogancia. Debe ser controlada.
34.3 Los alardes de poder conducen a complicaciones. Se debe evitar la prepotencia.
34.4 El poder se aplica al eje de las ruedas. Esta es la manera correcta de proceder.
34.5 Duro por fuera, blando por dentro. Pero no hay necesidad de dureza.
34.6 Una persona enredada en problemas debido a actos pasados. La quietud vuelve a poner lentamente las cosas en su lugar.


35

Es momento de mostrar la luz y el talento. Estos serán reconocidos por la gente que decide. No debe uno abusar de su suerte: los focos sacan todo a la luz, lo bueno y lo malo.

35.1 Si alguien no obtiene reconocimiento, no debe intentar destacar a toda costa. Al contrario: debe permanecer en calma.
35.2 No hay progreso, pero sin duda todo irá a mejor en breve. Mientras tanto, es bueno permanecer en calma.
35.3 El avance encuentra respaldo. Todo va bien.
35.4 La luz saca a la vista lo bueno y lo malo. Si alguien se intenta aprovechar de la situación, se acabará por saber.
35.5 Ganancias y pérdidas no son lo importante. Lo importante es el lugar alcanzado.
35.6 Sacar a la luz los defectos de los demás es peligroso. No debe convertirse en costumbre.


36

Es momento de esconderse o marcharse. La oscuridad teme a la luz y lucha contra ella por todos los medios. La situación es peligrosa. Las críticas conducen a la enemistad.

36.1 Quien es fiel a sus principios sufrirá hasta hambre. Pero hace lo correcto.
36.2 La luz es herida por las fuerzas de la oscuridad, pero no fatalmente. Hay que salvar lo que se puede salvar.
36.3 Inesperadamente se captura al líder de las fuerzas de la oscuridad. Pero esto no es bastante. Todavía queda trabajo que hacer.
36.4 Nada se puede salvar. Las fuerzas oscuras usurpan el poder. Tiempo de escapar.
36.5 Fingir locura es la mejor forma de conservar la vida en medio de gente malvada.
36.6 Las fuerzas oscuras se hunden en el abismo. La maldad siempre acaba por destruirse a sí misma.


37

En familia sobra toda apariencia. Sinceridad, coherencia y cariño han de ser las normas. La jerarquía debe establecerse firmemente. Es preferible la disciplina al abandono.

37.1 Los conflictos en el seno de una familia son inevitables, pero también resolubles. En cualquier caso, los niños deben aprender disciplina cuanto antes.
37.2 En casa hay bastantes responsabilidades que asumir. No hay que buscar aventuras fuera.
37.3 El exceso de disciplina es mejor que su carencia. Esta última conduce a la vergüenza.
37.4 La verdadera economía es el equilibrio entre ingresos y gastos.
37.5 La cabeza de la familia debe gobernar con amor, no con temor. De esto modo ejerce la influencia correcta.
37.6 La prosperidad de la familia depende de la personalidad de quien esté a la cabeza. Basta con desarrollar ésta para que en la casa todo vaya bien.


38

Una oposición puede ser fundamentada o a causa de un malentendido. Posibles buenas intenciones no son comprendidas. No se puede hacer nada realmente fructífero. No se debe fomentar el conflicto.

38.1 No corras tras tu enemigo ofreciendo amistad, porque no lo entenderá. Si alguien indeseable se aproxima, no seas desagradable.
38.2 Un encuentro casual entre enemigos es una oportunidad para tender puentes si así se desea, pero no para la reconciliación. No es el momento adecuado.
38.3 Vergüenza y humillación. El principio es malo, pero el final será bueno.
38.4 Una persona que rechaza los valores de la sociedad encuentra un espíritu afín. Esto acaba con su aislamiento.
38.5 Confusión. Una persona cabal es tomada por enemiga. Pero ella misma se encarga de clarificar la situación a toda costa.
38.6 Acaba la confusión. La persona no es un monstruo, sino que tiene buenas intenciones. La hostilidad se transforma en amistad.


39

Los obstáculos pueden estar fuera o dentro de nosotros. Sólo la reflexión permite conocer la estrategia para superarlos. La retirada es una opción. Buscar culpables es perder el tiempo. Pedir consejo a una persona experimentada es adecuado.

39.1 El primer paso para superar un obstáculo es reflexionar sobre él. Afrontarlo a cabezazos o rendirse de buenas a primeras no son opciones sabias.
39.2 El obstáculo no se puede evitar. Debe ser superado. No es decisión tuya, ni tampoco culpa tuya. Son órdenes de arriba.
39.3 Puedes superar el obstáculo, pero sólo poniendo en peligro a tu gente. La retirada es lo correcto en este caso.
39.4 Los cálculos están repletos de equivocaciones. Una aproximación directa es inviable. Se necesitan fuerzas adicionales. Mientras, la quietud es adecuada.
39.5 La persona adecuada ha llegado. Sabe como superar el obstáculo. El asunto se debe dejar en sus manos.
39.6 Un sabio no puede retirarse a las alturas sin más. Aunque los problemas del mundo ya no le afecten, debe volver a sumergirse en él para ayudar a la humanidad.


40

Una vez superado el obstáculo, no se ha de mirar atrás. Desprenderse de cargas es favorable antes de continuar el camino. No hay nada que celebrar.

40.1 El obstáculo ha sido superado. Puedes descansar y, mientras, pensar en el camino que conduce al futuro.
40.2 Para liberarte, desenmascara a los aduladores y mentirosos usando la más correcta y expeditiva de las actitudes.
40.3 La actitud hortera y altiva de un nuevo rico atrae a enemigos y ladrones. Se recomienda discreción.
40.4 Tira lejos tu muleta. Sólo entonces podrás volver a andar.
40.5 Con una actitud fría y distante, los malvados se acabarán retirando por su mismos.
40.6 Prepárate y espera al momento adecuado. Entonces te podrás liberar del mal empleando el mínimo esfuerzo.


41

Tiempo de pagar tributo al creador. Ningún sacrificio debería ser excesivo. Los daños se han de repartir. Este malestar es necesario. Hay que desprenderse de las comodidades y soportarlo con ascetismo. Las reacciones emocionales están de más.

41.1 A la hora de pedir un sacrificio hay que valorar cuidadosamente cuanto daño supone para la persona que lo va a llevar a cabo.
41.2 Un sacrificio voluntario nunca debería implicar autodegradación.
41.3 Cuando tres personas andan juntas, surgen los celos. Cuando alguien anda en soledad, puede encontrar pareja.
41.4 Eliminar nuestros propios defectos es la mejor manera de atraer y recuperar amigos.
41.5 El sacrificio merece la pena. Suprema fortuna.
41.6 Cuando una persona reparte bendiciones a todo el mundo, la gente espontáneamente se sacrifica por ella.


42

Tiempo de bendición y prosperidad. Aumento del bienestar. Darle gusto al cuerpo alegra el ánimo. Pequeños excesos no están de más. Esta situación no es duradera y no se debe desaprovechar.

42.1 Una bendición debe ser utilizada para hacer cosas que, de otro modo, nunca se podrían llevar a cabo.
42.2 Una bendición sólo llega a quien hace por merecerla. Si es el caso, gran fortuna.
42.3 Una desgracia merecida puede convertirse en una bendición si aprendemos la lección.
42.4 Sólo a una persona desinteresada y con autoridad se le puede pedir que distribuya bendiciones de tal modo que lleguen a todo el mundo. Se trata de saber escoger a un intermediario adecuado.
42.5 Las personas de noble corazón reparten bendiciones porque encuentran satisfacción en el simple hecho de hacerlo.
42.6 Quien no sirve de beneficio para nadie, puede que hasta acabe llevando golpes.


43

Momento de expulsar la negatividad: hay que tomar una decisión y cumplirla. No hay negociación posible con el mal. No se debe hacer publicidad del asunto.

43.1 Un exceso de decisión puede conducir a graves equivocaciones. A lo mejor faltan datos. Cuidado.
43.2 En el punto de mira. Actúa como si no pasara nada. Toma todas las precauciones. No tengas miedo.
43.3 Falsa acusación. No te defiendas. No cometas errores. Sé fiel a ti mismo/a.
43.4 No hay peor sordera que la de quien no quiere oir.
43.5 Tomar una decisión puede ser realmente difícil. Pero hay que tomarla.
43.6 No hay que relajarse. La maldad debe ser destruida hasta las raíces. De otro modo, volverá a crecer.


44

Lo negativo aparece en forma de tentación: Las posibles consecuencias dañinas son más que obvias. Hay que acabar con las dudas.

44.1 ¿Qué has traido a casa? Contrólalo desde un principio. De otro modo te acabará comiendo cuando crezca.
44.2 La bestia es controlada sin violencia. Pero no se la puede dejar sola.
44.3 La tentación hace dudar. Pero no caigas en la trampa. Conoces los peligros perfectamente.
44.4 Cuidado con lo que rechazas ahora, porque quizás puedas necesitarlo en el futuro. Un excremento también es un fertilizante.
44.5 Sé complaciente. El destino se cumplirá. Entonces caerá en tus manos.
44.6 Rechazar violentamente el vicio y la vulgaridad no es un error. Te llamarán de todo. ¿Y qué?


45

La propiedad en común es fuente de problemas y discusiones: confluyen intereses egoístas. Hay que ponerse en lo peor. Sólo un verdadero líder puede tomar decisiones correctas.

45.1 Ocupa tu lugar desde el principio. No te dejes arrastrar. Las reglas emanan del líder.
45.2 El destino junta a la gente afín. No se debe escoger el camino arbitrariamente. Un pequeño regalo es adecuado.
45.3 El círculo está cerrado. Para entrar en él, simplemente dirígete a la persona más cercana al centro. Ella te introducirá. Entonces ocupa tu lugar.
45.4 Un verdadero líder desinteresado. La gente se acerca espontáneamente.Todo irá bien.
45.5 A un líder se le aproximan a veces personas interesadas que sólo buscan su propia ventaja. El líder debe entonces afirmar su rectitud. Así las conquistará.
45.6 Quien no llora, no mama.


46

Esta es una tarea difícil divisible en muchas tareas fáciles. Hay que ponerse al trabajo y dedicarle tiempo. El éxito está garantizado. No hay nada que temer.

46.1 Para empezar a subir una escalera, sólo tienes que tener voluntad y pisar el primer escalón.
46.2 Para subir adecuadamente una escalera, hay que pisar firmemente. No se puede andar con delicadezas o rigideces.
46.3 A cierta altura, subiendo una escalera, puede entrarnos miedo. Pero no hay que tenerlo. Cada paso es igual que el anterior.
46.4 La escalera lleva a una meseta. La vista es magnífica y la gente que vive aquí es meritoria.
46.5 Hay que pisar en cada escalón. Una escalera no se puede subir a saltos.
46.6 ¿Dónde conduce esta escalera? No se acaba nunca.


47

Los malvados se aprovechan de la necesidad ajena. Es bueno fingir que no se pretende nada. En boca cerrada no entran moscas. Debemos plegarnos a la voluntad de quien decide. No hay nada garantizado.

47.1 ¿Qué estás esperando? Seguramente nunca llegará. ¡Muévete!
47.2 No hay una necesidad real, sólo un deseo de mejorar. La situación se superará con paciencia y serenidad. No adules a nadie.
47.3 Avances irreflexivos, ayudantes inapropiados y cálculos equivocados conducen al desastre.
47.4 Una persona próspera quiere ayudar a los de abajo, pero es arrastrado por sus obligaciones con sus iguales y no puede actuar con la debida diligencia. Paciencia.
47.5 Nada funciona. No hay ayuda ni voluntad para hacer lo que se debe. Pero poco a poco las cosas evolucionarán para mejor.
47.6 Quieres moverte pero el miedo te congela. Comprende claramente la situación y luego podrás moverte.


48

Las necesidades se deben ordenar por importancia. Si se descuida lo esencial, lo accesorio tampoco sirve. Nuestra riqueza interior es infinita: sólo hay que encontrarla. Quien lo consigue para sí, lo consigue para los demás. Invertir en herramientas facilita el trabajo.

48.1 Si te abandonas, nadie más cuidará de ti. No podrás hacer nada real y tu vida carecerá de sentido.
48.2 No te recrees en tus carencias. Esa actitud no conduce a ninguna parte.
48.3 Una persona con potencial está siendo desperdiciada. Esto se tiene que dar a conocer.
48.4 Pon orden en tu interior y entonces serás capaz de hacer algo. Esto sin duda merece la pena. El gasto de hoy es el ahorro de mañana.
48.5 Una persona valiosa y preparada está siendo ignorada. Debería ser tenida en cuenta.
48.6 Una persona de riqueza inagotable. Cuanto más da, más tiene. Una bendición para el mundo.


49

Definitivamente hay que dar la vuelta a la situación: lo de arriba debe bajar, lo de abajo debe subir. Unas épocas suceden a otras. Hay que saber cambiar con ellas. Lo esencial no cambia.

49.1 Confianza en la revolución. No actúes todavía. Un ataque prematuro conduce al desastre.
49.2 Revolución asegurada. No actúes todavía. Simplemente sal al encuentro de la gente apta.
49.3 Tiempo de revolución. Si no tienes seguridad, tres llamadas al cambio acabarán con todas las dudas.
49.4 La revolución se apoya en el pueblo llano y en la llamada a la justicia. Si no es así, fracasará.
49.5 Hay fe. Las directrices son claras y fáciles de seguir. Ya lo sabías antes de consultar.
49.6 La revolución no se debe llevar demasiado lejos. El pueblo no encontraría justificación. Sólo se deben completar los detalles.


50

Transformación. Lo grosero ha de refinarse. La madera ha de tallarse. Lo animal se ha de convertir en humano, lo humano en divino. Cultivar la consciencia exige intensa dedicación.

50.1 El primer paso en la purificación es eliminar la suciedad. Un matrimonio de penalty acaba con la adolescencia.
50.2 Cuando más te limites a tus propios logros, tanto menos daño podrán hacerte los mezquinos.
50.3 Una persona capaz es ignorada. Se le niegan los medios de acometer algo valioso. Pero esta situación indeseable no va a durar siempre.
50.4 Carácter escaso en posición elevada conduce a la humillación. La imagen pública es negativa.
50.5 Una persona capaz es modesta y encuentra ayudantes. Entre todos sacan el trabajo adelante. El esfuerzo constante conduce al éxito.
50.6 El trabajo realizado se sostiene a sí mismo y encuentra continuidad más allá de sus autores. Elevada fortuna.


51

Enfrentarse a la muerte nos devuelve a la vida. El susto invita a la reflexión. No hay que perder la calma. Hay que cambiar la percepción de las cosas. Nada es eterno.

51.1 Terror seguido de alivio. Algo valioso se consigue a fin de cuentas.
51.2 Terror seguido de huida. Debes dejar atrás tus tesoros. Al final los recuperarás.
51.3 Terror que moviliza. Hay que actuar diligentemente. No hay que quedarse en el sitio.
51.4 Terror que no lleva a ninguna parte. Las circunstancias no ayudan.
51.5 Terror repetido. Reacciones adecuadas. No hay pérdidas.
51.6 Terror abrumador. No hay que perder la compostura. Hay que reaccionar a tiempo.


52

Sólo desde la quietud es posible escoger el movimiento correcto. El parloteo de la mente debe cesar. Hay que saber parar y resignarse. Sólo existen el aquí y el ahora.

52.1 Parar antes de moverse es correcto. Carecer de voluntad es peligroso.
52.2 Cuando el amo insiste en avanzar, su criado no puede hacer nada para pararlo.
52.3 La quietud forzada conduce a una rigidez tensa. Peligro.
52.4 Quietud parcial. El yo todavía existe. No hay defecto.
52.5 Mandíbulas quietas. En boca cerrada no entran moscas.
52.6 Quietud total. El mundo es aceptado tal como es. Se encuentra sabiduría en la resignación.


53

Una posición elevada implica un comportamiento impecable. Un comportamiento impecable conduce a una posición elevada. La rectitud y el compromiso inspiran respeto y confianza. Grandes logros son posibles a largo plazo.

53.1 Alguien sin recursos ni ayuda quiere abrirse paso en la vida. Su posición es expuesta, pero su seriedad le acabará abriendo puertas.
53.2 Las raíces del árbol penetran en la montaña. La posición es elevada y segura. Tranquilidad por el futuro.
53.3 No hay nada que demostrar. Precipitarse en la lucha es un error. La derrota tiene consecuencias duraderas.
53.4 Alguien no es realmente feliz. Este no es el lugar definitivo, sino uno temporal.
53.5 Una persona evolucionada es ignorada y malentendida desde arriba y desde abajo. Finalmente será apreciada. Fortuna.
53.6 Una persona que es modelo y referencia para el mundo. El trabajo ha sido completado. Elevada fortuna.


54

Un trato verbal no se puede probar. Un compromiso a medias sólo conduce a discusiones. Quien tiene amante tiene un problema. La situación es frágil, cuando no indeseable. Sensatez ante todo.

54.1 La relación no está legitimada, pero su esencia es seria. Sin poseer un cargo público, alguien es capaz de llevar algo a cabo.
54.2 Una persona es abandonada por su pareja. Nada dura eternamente.
54.3 Placeres prohíbidos, juegos ilícitos. Esta es la verdad.
54.4 Alguien que espera por la pareja adecuada rechaza oportunidades de matrimonio. Su virtud será recompensada.
54.5 Un matrimonio a regañadientes o pactado. Saber adaptarse es la mejor opción.
54.6 Falso compromiso. Frivolidad. Esta pareja acabará mal.


55

Una luz muy intensa no dura mucho. Un eclipse tampoco. El triunfo y la derrota son situaciones fugaces: no debe uno instalarse en ellas. Hay que tener claro que se va hacer a continuación.

55.1 A la sabiduría debe unírsele la energía. La gente predestinada se encuentra.
55.2 Comienza el eclipse de sol. Aparecen rencillas entre los predestinados causadas por mala gente. La salvación radica en el poder de la verdad.
55.3 Eclipse de sol. Los malvados usurpan el poder. No se puede llevar a cabo nada.
55.4 Fin del eclipse de sol. A la energía debe unírsele la sabiduría. La gente predestinada se encuentra.
55.5 El líder es modesto y abierto a consejos. Esto trae bendiciones, fama y gloria.
55.6 Un triunfo (o un fracaso) dura poco. Si intentas convertirlo en eterno, nadie te soportará. No pidas pleitesía a todas horas.


56

Un huésped es vigilado por su anfitrión. Un extranjero llama la atención de los nativos. El comportamiento de ambos ha de ser digno e impecable: no son dueños de la situación.

56.1 Fuera de casa tu principal posesión es la dignidad personal. Consérvala. No hagas tonterías, no pierdas el tiempo, no dejes que nadie se ría de ti.
56.2 Un extranjero que se comporta correctamente obtiene amigos y servidores.
56.3 Un extranjero maleducado pierde a sus servidores y pone su vida en peligro.
56.4 Este extranjero vive aquí, pero no está a gusto porque no se siente en casa.
56.5 Este extranjero tiene algo que aportar. Por ello es bien recibido y se le ofrece un trabajo.
56.6 Este extranjero hace el idiota. Acabará mal.


57

El análisis, el estudio y la observación conducen al conocimiento. El conocimiento es poder: Quien comprende las causas, comprende los efectos y sabe cómo actuar.

57.1 La información disponible no es suficiente, lo que conduce a la indecisión y la paralización. Si nos esforzamos por avanzar, encontraremos finalmente la información que necesitamos.
57.2 La información disponible es sesgada. Debemos desenredar los datos, sin olvidar que quizás estamos siendo víctimas de un engaño.
57.3 La información disponible es suficiente para llegar a una conclusión. Seguir recabando datos sólo lleva a la confusión, la incoherencia y la indecisión.
57.4 El trabajo sobre la información disponible conduce a una conclusión valiosa. El conocimiento obtenido es poderoso y de aplicación universal.
57.5 Debemos aplicar nuestro conocimiento de una manera totalmente nueva para poder mejorar una situación. Se puede conseguir si prestamos atención a cada paso del proceso.
57.6 El conocimiento obtenido es tan profundo que cuestiona nuestras creencias e identidad. Hay que detenerse e intentar calmar la mente.


58

Para formar parte de un grupo hay que prestar atención a lo que comparte, a lo que podemos aportarle y lo que podemos aceptar de él. Sólo así no habrá equivocación.

58.1 La verdadera alegría no necesita nada del mundo externo. Los verdaderos amigos pueden disfrutar juntos hasta del silencio.
58.2 Si no quieres compartir un placer que no te cuadra, simplemente ignora los ofrecimientos de tus acompañantes.
58.3 Alegría superficial. La distracción es solo distracción. El entretenimiento es sólo entretenimiento.
58.4 Punto de cambio. La alegría superficial debe ser sustituida por una verdadera alegría. Así cesa el conflicto interior.
58.5 Si alguien insiste en tentarte con placeres que realmente no deseas, rompe tus lazos con esa persona. De otro modo podrías caer en la tentación.
58.6 Quien se rinde al placer se convierte en una marioneta. Simplemente ha perdido el control de su vida.


59

La inmensidad de las fuerzas que modelan el mundo nos hace pequeños y humildes. Deben ignorarse las pequeñeces. Sólo así se puede superar el egoísmo y alcanzar una verdadera visión cósmica.

59.1 Cuanto antes alguien rechace su egoísmo en aras de una causa mayor, antes se evitarán futuros conflictos.
59.2 Las rencillas mezquinas envenenan el ambiente. Buena voluntad y visión ecuánime de los compañeros acabarán con ellas.
59.3 Una tarea abrumadora puede exigirnos que abandonemos toda actitud egoista por el bien de la totalidad.
59.4 Quien tiene coraje para renunciar a lo cercano consigue lo que está lejos. No todo el mundo sabe hacerlo.
59.5 Para eliminar las divisiones en una tripulación, su capitán debe recurrir a pensamientos de totalidad. El barco lleva a todos.
59.6 Ante un peligro inminente, una persona responsable debe embarcar a sí misma y a los suyos y alejarse. Esto lleva a la salvación.


60

La totalidad es inabarcable. Debemos establecer límites para nuestro mundo. Debemos tener claro que podemos aceptar y que no, qué podemos hacer y qué no. Límites demasiado severos conducen a la amargura.

60.1 Alquien atrapado desea escapar. Pero la situación actual no es favorable en absoluto. Avanzar violentamente es nefasto. Paciencia y discreción encontrarán el camino.
60.2 Alguien atrapado tiene ocasión de escapar. No debe perderla.
60.3 Quien sólo piensa en placeres y diversión, perderá los necesarios límites. Arrepentimiento y desventura.
60.4 Una limitación natural no requiere esfuerzo o lucha y ahorra enegía.
60.5 Si alguien pretende imponer limitaciones y disciplina a otras personas, debe empezar por sí mismo/a.
60.6 La excesiva severidad no consigue nada. Sólo se debe aplicar en casos de extrema necesidad.


61

Para conocer la esencia de algo, hay que prestar atención a su manifestación. Una vez alcanzado y comprendido el núcleo, todo lo que puede surgir de él se hace evidente. Así se alcanza una gran comprensión.

61.1 Si depositas tus propias expectativas en otras personas, sólo conseguirás inestabilidad y preocupaciones.
61.2 Cuidado con lo que dices. Tus palabras pueden tener efecto positivo o negativo incluso a miles de kilómetros de aquí.
61.3 Si tu estabilidad emocional depende de tus relaciones con otras personas, siempre estará fuera de tu control.
61.4 Al caminar hay que mirar hacia delante, no hacia quien está a tu lado.
61.5 Sólo un carácter fuerte que ejerce una poderosa influencia puede unir firmemente a las personas.
61.6 Las palabras sin convencimiento pueden conseguir éxito ocasional. Pero no siempre. La verdadera verdad es silenciosa.


62

Un pájaro recién nacido no puede volar. Una persona no preparada no puede aceptar una responsabilidad. La situación es peligrosa porque no se está a la altura y es fácil cometer equivocaciones. No se debe pretender nada.

62.1 Un polluelo que intenta volar sólo puede caerse del nido. Desventura.
62.2 Las reglas sólo deben romperse en casos excepcionales y claros. De otro modo habrá problemas.
62.3 Estar en guardia no es un error. El peligro es real. Si lo desprecias, puede que sufras.
62.4 No actúes. Es peligroso. Limítate a estar en guardia.
62.5 Alguien capaz no puede hacer nada porque no tiene ayudantes. Debe salir a buscarlos y escogerlos por sus méritos, no por su fama.
62.6 Ícaro vuela cerca del sol y pierde las alas. Desastre total.


63

El objetivo ha sido alcanzado y sobrepasado. Tras la transición todo está aparentemente donde debe estar, pero esto es una ilusión: la inercia del tiempo anterior persiste de muchos modos distintos. Hay que estar alerta.

63.1 No te entusiasmes tanto con la nueva época. Frena a tiempo y corrige tu rumbo.
63.2 Ni las cosas ni las personas son como antes. Déjalas estar tranquilamente, sin interferir, y verás en qué lugar acaba todo.
63.3 Una expansión excesiva causa problemas a largo plazo. La política colonial debe ser cuidadosamente manejada.
63.4 Un traje elegante no es garantía de nada. Si te cogen, disimula.
63.5 La seriedad circunspecta es lo contrario a un espectáculo circense.
63.6 No presumas de tu nueva situación. Tiene malas consecuencias.


64

El objetivo está a la vista. Un abismo no se puede cruzar en dos saltos. Los preparativos han de ser correctos, pues todo se puede malograr en el último momento. No hay que precipitarse. Puede haber trampas.

64.1 Correr alocadamente hacia el precipicio para pasar al otro lado conduce al fondo del abismo. Esta es una lección que en algún momento se debe aprender.
64.2 Paciencia. Necesitas medios adecuados de conseguir lo que te propones. Consíguelos.
64.3 No es posible dar el salto. Se debe crear un punto de partida completamente nuevo.
64.4 Es posible dar el salto. Se debe acometer con decisión y diligencia. De otro modo se caerá en el abismo.
64.5 El salto hacia delante es perfecto. El tiempo viejo ha quedado atrás. El tiempo nuevo te espera. Gran fortuna.
64.6 Tiempo de celebración. Pero ten cuidado. Si bebes mucho puedes arruinarlo todo.

8 pensamientos en “Texto Ultrabreve

  1. marta47

    Está muy bueno. Pero, digo, sugiero, qué pasa con los números? Está bien que no te guste la numerología pero de ahí a no colocar los números de los hexagramas! Uno se pierde al buscar. No es que uno no pueda distinguir, porque uno tiene años haciendo esto. Pero, y los demás? Son 64!, no es lo mismo que si fueran 20 digo yo.

    Responder
  2. Tris

    Muchas gracias por tus aportes Voet. Ya seguía con gran interés y curiosidad tus intervenciones en e-ching. Me alegra mucho saber de tí.

    Responder
  3. Andrea

    Estoy sorprendida con la acertada interpretación del hexagrama 17 El grupo. La verdad muchas gracias, me han servido de gran ayuda!

    Responder
  4. montse

    Felicitaciones amigo del espíritu! Desearía tu permiso para colocarte como enlace amigo en mi web, q reactivaré en un par de semanas. Gracias por difundir sabiduría!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>