Hexagrama 33: Dejar Atrás

Escrito por

Nombre original en la edición de Wilhelm: La Retirada

Descripción

La edición de Wilhelm hace énfasis en el concepto militar de retirada: El enemigo se aproxima por debajo y nuestra salvación reside en ascender hacia las alturas hasta hacernos inaccesibles a sus ataques. Esta retirada puede ser definitiva o provisional.

Sin embargo, creo que esta apreciación es limitada. Si atendemos a los trigramas componentes, vemos que en la parte inferior está la montaña, y en la superior el cielo. Describe por tanto una voluntad elevada, la determinación de ascender. Esto implica dejar atrás lo inferior, representado por las dos líneas yin.

Si consideramos el apareamiento con el hexagrama siguiente, el 34 (El Poder de lo Grande), esta visión se hace más clara: Ante el ascenso de nuevos y poderosos valores, la reacción del Noble no debe limitarse a ejercerlos con rectitud, sino que debe favorecer esta acción desprendiéndose de los viejos valores que, por así decirlo, contaminan a los nuevos. De cómo llevarlo a cabo trata este hexagrama 33, que titulo Dejar Atrás, en vez de Desprendimiento, ya que esta palabra tiene además las connotaciones de derrumbe y/o desinterés.

Dicho de otra manera: Desprenderse de lo que ya no sirve es más fácil cuando previamente hemos adquirido lo que va a sernos útil a partir de ahora. De este modo, lo viejo, en contraste, pierde su fuerza.

Por otra parte, en este proceso de desprendimiento hay implícita una prueba de valor respecto a aquello de lo que pretendemos dejar atrás. Esta prueba afecta tanto a nuestra capacidad de llevarlo a cabo como a aquello que estamos juzgando como ya inútil.

En términos humanos, se comprueba tanto nuestra capacidad para dejar atrás a la gente que supone un estorbo como la capacidad de la gente que aún es valiosa. En este sentido, encuentro conexiones con la línea 3 del hexagrama 17, El Seguimiento. Como metáfora, baste la imagen de un escalador que asciende una montaña sin mirar atrás a sus compañeros: se pone a prueba tanto sus fuerza como la de quienes le siguen.

El siguiente análisis de las líneas no se reduce a términos humanos, para así complementar el texto de Wilhelm mediante la aportación de significados más amplios.

Las Líneas

1

Estamos en una situación en la que aún estamos aferrados a aquello de lo que nos queremos desprender. Esta situación es peligrosa, ya que compromete nuestra intención.

2

Aquí lo viejo se somete a prueba, y encontramos, sorpresa, que nuestra apreciación estaba equivocada. Al menos una parte de lo que pensábamos que no nos era ya útil nos demuestra su valor, y de este modo tomamos finalmente la decisión de conservarla con nosotros.

3

En esta línea nuestras ataduras se muestran mucho más fuerte de lo que creíamos. No somos capaces de desprendernos de lo inútil. En este caso no queda más remedio que seguir apoyándonos en ello, a nuestro pesar.

4

En esta línea, en contraste con la anterior, nuestra capacidad de dejar atrás lo inútil se hace evidente, desapareciendo los impedimentos y haciendo posible el avance hacia lo alto.

5

Aquí se produce la transición definitiva, el acto de soltar. Este gesto no se produce de manera violenta, ya que es como separar los dedos de la mano. Pero si incluso en este momento lo inútil se aferra a nosotros, como si se tratara de una sustancia pegajosa, bastará con hacer uso de ambas manos para completar el acto.

6

El desprendimiento se ha consumado. Somos libres de avanzar felices hacia nuestro nuevo objetivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>