Hexagrama 18: La Rectificación

Escrito por

Nombre original en la edición de Wilhelm: El Trabajo en lo Echado a Perder

Descripción

Este hexagrama denota un estado límite e indeseable para el cual es necesario encontrar una salida. La razón es la siguiente: el trigrama inferior, madera, que implica un permanente desarrollo gradual, ve detenido su avance debido a la montaña en la parte superior, que funciona como un obstáculo.

Son varias las imágenes que pueden describir este estado:

  • Una semilla que germina bajo una roca y no puede llegar a la superficie.
  • Una investigación que ha seguido un camino equivocado y no puede seguir progresando.
  • Una tradición que se ha transformado en obsoleta y ha perdido su sentido.

Un ejemplo de este último caso, a mi parecer, es el de las corridas de toros. Por siglos fueron una tradición perfectamente asumida hasta el punto de que en España se llegaron a considerar, literalmente, la Fiesta Nacional. Sin embargo, hoy en día se consideran, no sin razón, un espectáculo sangriento y cruel que no admite defensa de ningún tipo.

Desde un punto de vista más general, todas las imágenes posibles comparten un denominador común: es necesario rectificar, porque la dinámica actual ya no conduce a ninguna parte.

Esta rectificación ha de llevarse a cabo mediante la siguientes estrategias, juntas o por separado:

  • Una acción violenta destinada a la eliminación expeditiva de los obstáculos o de la tradición obsoleta, según se mire.
  • Una acción gradual que permita la reorientación de la dinámica ya existente.

Desde el punto de vista de los trigramas, estas estrategias en principio contrapuestas cobran pleno sentido. Tomando la imagen de la semilla que germina bajo la roca, las opciones son dos:

  • La expeditiva es eliminar la roca de encima para que la semilla pueda salir a la superficie.
  • La gradual es que el tallo que surge de la semilla pacientemente rodee la roca hasta encontrar una salida.

Retomando el ejemplo de las corridas de toros, las soluciones son diversas: Su absoluta prohibición (ejemplo de solución expeditiva) o su transformación en un espectáculo donde el sufrimiento del animal sea mínimo o inexistente (ejemplo de solución gradual).

En el análisis de las líneas individuales que haré a continuación consideraré que las 3 primeras líneas tienen que ver con la transformación de las dinámicas preexistentes, y las 3 últimas con la superación, no necesariamente eliminación, de los obstáculos que las impiden avanzar.

Las líneas

1

Aquí la vieja tradición es desechada, pues es evidente el absurdo de continuar con ella, y se intenta directa y conscientemente hallar un punto de partida radicalmente nuevo. Una costumbre es sustituida por otra más acorde con la nueva situación.

2

En esta línea la vieja tradición es abandonada sin ser sustituida por otra y se llega a un punto muerto donde no existe avance ni retroceso. El obstáculo desaparece por el procedimiento de dejar de enfrentarse a él. No existe intento alguno de reparación, lo que puede ser objetable.

3

Aquí surgen conflictos relativos con el mantenimiento de la tradición, apareciendo un tira y afloja entre los que quieren persistir en ella y los que quieren transformarla. El camino adecuado, no obstante, es el de la transformación, y por ella será necesario luchar.

4

En esta posición los defensores de la tradición caen en el autoengaño e intentan percibir el obstáculo como un apoyo. Es el caso de los creacionistas que, enfrentados a la Teoría de la Evolución, aseguran que los fósiles de dinosaurios no son más que creaciones de Dios para poner a prueba su fe.

5

En esta línea el obstáculo es atravesado, de tal modo que la tradición pueda continuar. Es el ejemplo de la semilla que logra disgregar la roca y surgir a la superficie finalmente. En este caso, la razón está más del lado de los que defienden la tradición que de los que se oponen a ella.

6

Aquí el obstáculo sirve como motivo de enriquecimiento. La vieja costumbre se enfrenta a él de tal modo que admite la necesidad de adaptarse a los nuevos tiempos sin cambiar su esencia. Se trata, en definitiva, de cambiar para que en el fondo todo siga igual.

Un pensamiento en “Hexagrama 18: La Rectificación

  1. ARTEMIZA VISEN

    Magnifico ! ,, Se trata , en definitivo , de cambiar para que en el fondo todo siga igual ,, …. muy frustrante , pero que se la va a hacer , la vida es asi , menos mal que estamos en un eterno cambio como nos dice el I Ching . Un saludo , Alberto .

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>