Línea 15.4

Escrito por

Nombre original en la edición de Wilhelm: La Modestia -> La Preponderancia de lo Pequeño

Esta línea es muy interesante, ya que muestra aspectos de ambos hexagramas que no son tan manifiestos en otras partes del texto.

El Hexagrama 15

Este está representado, según Wilhelm, por una montaña situada bajo el suelo, o un valle rellenado por una montaña. Estas no son las únicas visiones posibles, aunque todas tienen algo en común: el concepto de horizontalidad y de nivelación.

Por ejemplo, estos trigramas pueden describir (como ya expresé en mi anterior artículo La Montaña Como Pedestal) una montaña cuya cumbre es receptiva, una meseta.

Pero quizás la imagen más interesante de todos es la de una personalidad elevada (montaña) que se agacha, situando su base por debajo del pueblo (tierra), de tal modo que las caras estén a la misma altura y se produzca esa horizontalidad. Lo mismo se puede conseguir si colocamos, cuidadosamente, una montaña debajo del pueblo con el mismo fin. Las sillitas que algunos cines ofrecen a los niños para que puedan ver la película con la cabeza a la misma altura que sus padres también son una excelente imagen de la modestia.

El Hexagrama 62

15.4, nos lleva a 62, La Preponderancia de lo Pequeño. Este hexagrama describe un estado de excepción que exige anormal cautela, porque no estamos a la altura. En eso se asemeja al 28, El Exceso; Pero mientras en este último hay capacidad de reacción, en el 62 no. En este es más importante la acción que la reacción.

¿Qué ejemplos se pueden ofrecer de 62 aparte de la terrorífica imagen del trueno sobre la montaña?

Existe otra imagen, muy distinta pero muy apropiada, que es continuación lógica del huevo incubado en el hexagrama anterior, el 61, La Verdad Interior. Si el 61 refleja la seguridad de sentirse rodeado por una cáscara irrompible, el refugio interior inatacable, en el 62 la cáscara se ha roto y somos como un polluelo indefenso en medio de un mundo lleno de amenazas. El problema del polluelo no es reaccionar a lo de fuera, sino a actuar prudentemente ante una situación rotundamente nueva.

He ahí el estado de excepción recogido en 62: No estamos preparados porque esto nos queda grande. Y he ahí porque hay tantos pájaros en este hexagrama: desde el recién nacido, hasta el que pretende volar antes de tiempo, hasta el que pretende volar demasiado alto.

La línea 15.4

A la hora de atacar el sentido de la línea, vemos que la personalidad elevada se ha situado por debajo del pueblo, y este pasa de ser 888 (receptivo) a 788 (incitador de la acción). ¡He aquí una situación ciertamente excepcional, pues se trastoca la jerarquía! El jefe ha bajado de las alturas para trabajar codo con codo con su empleado; o, por el contrario, ha instalado una pequeña mesa al lado de la suya para tener a su empleado cerca.

Visto desde fuera puede ser objeto de críticas. Y así ocurrirá, sin duda, por parte de vagos y estirados. Pero lo importante es que, gracias a esa horizontalidad anormal es posible que jefe y empleado puedan sacar el trabajo adelante.

Porque, quizás, de otra manera no sea posible.

Un pensamiento en “Línea 15.4

  1. marta47

    buen enfoque. Para el jefe también es algo nuevo esto de estar codo a codo con el empleado. Un 6 en el cuarto puesto remite a 2.6, la bolsa atada y al mutar a 1.4, el volar sobre el abismo.
    Este jefe está haciendo algo excepcional pero nadie lo ve. Es algo que tiene que aprender a hacer en el anonimato.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>