Archivo por meses: diciembre 2013

Hexagrama 27: El Balance

Escrito por

Nombre original en la edición de Wilhelm: Las Comisuras de la Boca

Descripción

Este hexagrama representa la sección de un tubo hueco abierto por los extremos.

Y aunque sin duda los tubos tienen una función estructural importante, como todo ingeniero sabe, los trigramas que componen este signo hacen alusión a un tubo que por fuera es estático (montaña) pero en cuyo interior hay gran actividad (trueno). Con lo que debemos prestar atención al tubo de un modo funcional y centrarnos en lo que entra en él, en lo que sale de él y, cuando está en nuestra mano, en lo que ocurre en su interior.

Es por ello que en un sentido más general, este hexagrama describe todos los procesos de entrada y salida, y en especial aquellos en lo que lo que entra no es lo mismo que lo que sale, porque experimenta algún tipo de transformación.

Aquí se debe incluir no sólo el tubo digestivo o el sistema del habla, como sugiere Wilhelm con su imagen de la boca, sino también E/S de datos en Informática, el debe y el haber en Contabilidad, etc… siendo la abstracción máxima el concepto de Caja Negra utilizado en Teoría de Sistemas. Esto sin descuidar imágenes más prosaicas como las de un túnel de carretera por los que entran y salen coches, o la cadena de montaje de una fábrica que transforma materias primas en productos elaborados.

Es necesario matizar sobre la distinta connotación que tiene la palabra “balance” en los idiomas español europeo y español americano. Mientras en este último, por mayor influencia anglosajona, se tiende a pensar “balance” en términos de compensar, equilibrar, el español europeo tiende a pensar en términos de comparación entre magnitudes. En ese sentido, el título de este artículo hace más referencia a este último matiz comparativo.

Por eso, el análisis de las líneas se hará a partir de la comparación entre lo que entra y lo que sale.

Las líneas

1

El tubo se desfonda. Se describe una situación en la cual el material de entrada es desperdiciado sin producir fruto, como en el caso de un negocio ruinoso o mal gestionado. En términos de empresa, aquí se habla de la relación con el cliente que recibe el producto final: No se debe morder la mano de quien te da de comer. Esta línea también puede referirse, hablando en plata, a una cagada, metafórica o literal.

2

El balance está descompensado a la contra: es más lo que entra que lo que sale. En este caso, hablamos de un proceso en el cual se produce una pérdida neta de valor. Si existe la posibilidad, hay que entrar a poner remedio en esta situación, ya que en este caso no se trata tanto de la entrada y la salida como de lo que ocurre en medio.

3

El tubo se atasca: no se está trabajando con el material de entrada adecuado. Wilhelm, en su imagen de la boca, habla veladamente de los distintos tipos de adicciones y sus nefastas consecuencias. En términos más generales, se puede entender que el material de partida no es el adecuado, y que con él no se pueden obtener los resultados deseados. Se ha de corregir el suministro de entrada.

4

El tubo es desatascado. Hasta el más humilde de los tubos necesita mantenimiento, limpieza y reparaciones, ya que no puede haber una actividad constante sin desgaste y sin ensuciar. Todo esfuerzo realizado en sanear y acondicionar el tubo redundará en beneficio más adelante. En cualquier caso, hablamos de mejorar los procesos.

* Obsérvese el paralelismo de esta línea con la misma línea del hexagrama 48, el Pozo.

5

El balance está descompensado a favor: es más lo que sale que lo que entra. En términos de valor, esto es algo muy positivo, ya que el proceso que ocurre en el interior del tubo genera plusvalía. Sin embargo, los responsables del proceso no deben nunca olvidar que lo conseguido es, en última instancia, gracias a que existe un suministro de entrada y un destinatario final. En términos de empresa, cabe felicitarse por los logros obtenidos, sin olvidar el papel que clientes y proveedores desempeñan en el éxito.

6

Lo que entra por la boca del tubo. Esta línea señala la importancia fundamental de un adecuado suministro. Si no hay nada que procesar, toda la cadena de transformación se detiene. En términos de empresa, aquí se habla de la relación con el proveedor.